TERAPIA DE PAREJA 2.0

Terapia de pareja 2.0 – Un paso adelante en la terapia de pareja

terapia-de-parejaMantener viva la unión entre dos personas es como una planta que necesita ser regada y cuidada todos los días. Muchas veces pensamos que por casarnos, vivir juntos, o tener un hijo, la pareja se va a sostener para siempre, y no somos conscientes de que es necesario cuidarse todos los días, saber lo que le gusta a la otra persona, olvidarse del “es que yo soy así”, mimarse y comprenderse, y en definitiva, aceptarse incondicionalmente.

Es importante no sólo ver la realidad de uno mismo, es decir, si a mí me gusta la montaña y a mi pareja la playa, por su cumpleaños le puedo regalar un viaje a la playa. Estos son los pequeños detalles que hacen que todo se fortalezca y el amor continúe reforzándose día a día. Hay que dejar de lado un poco el propio ego y satisfacer y comprender la realidad y la manera de ver el mundo de la persona que tenemos al lado.

¿Cuando necesitamos ir a TERAPIA DE PAREJA?

Seguramente el mejor momento sea ese en el que se comienza una espiral negativa, en la que sus miembros no consiguen solucionar por si mismos las dificultades. Es la oportunidad de que alguien externo cualificado y con conocimientos pueda ayudarnos a solucionar nuestros problemas. La ruptura total, la separación, es algo que siempre ronda nuestras cabezas, pero seria una verdadera pena terminar con algo que tiene posibilidades de solucionarse, y más si tenemos hijos a nuestro cargo.

respeto en parejaLa colaboración entre ambos miembros en necesaria. Uno que vea en este método una oportunidad y el otro que este dispuesto a arrimar el hombro. Sin disposición de uno de los miembro también hay posibilidades. El que ve una posibilidad en la terapia de pareja debe acudir igualmente al profesional que podrá establecer pautas para mejorar, aunque sea de forma unilateral. La dificultad en estos casos aumenta por que solo podemos ayudar a un 50% del problema. Aun así en muchas ocasiones se supera.  El principal consejo que os puedo dar es, “no lo dejes para cuando sea tarde”

MOTIVOS PARA ACUDIR A UN PROFESIONAL DE PAREJAS

Por eso vamos a darte los motivos por los que afrontar estas situaciones con una buena y correcta terapia de pareja:

  1. ¿La comunicación se ha vuelto negativa?. Cuando se pierden las bases de una buena comunicación entre los miembros, es complicado el reconducirla correctamente. No podemos permitir una comunicación negativa o inexistente porque acabara por consumir las bases del amor. Comenzará la inseguridad y se pierdan las ganas de compartir o de hablar. El remedio esta en una persona externa, profesional y con conocimientos que te ayuden a salvar eso que con tanto esfuerzo habéis creado juntos.

terapia-de-pareja-infidelidad2. La reconducción de una infidelidad, algo realmente duro. Volver a confiar después de conocer una relación extramatrimonial requiere de un tremendo esfuerzo por parte de ambos. En ocasiones la persona no se recupera al 100%, sería mentira decir lo contrario, pero podremos evitar separar nuestros caminos. Enmendar nuestros fallos recuperando un firme compromiso olvidando errores para que no nos los reporchemos en cada discusión.

  1. Cuando nos individualizamos. Les pasa a muchos que pasados unos años de convivencia y vida en pareja comienzan a desempeñar actividades individuales que aíslan o nos separan de la otra mitad de nuestra relación. Esta separación acabara provocando otros problemas mayores haciendo que lejos de tener una vida juntos solo convivamos bajo un mismo techo, sin compartir nada mas que eso. Es por eso que para saber como encaminar de nuevo la relación necesitamos aprender unas pautas fijas para valorarnos y apostar por la vida en común.

  2. El no saber como atacar los problemas leves. Cosas pequeñas sin importancia que acaban convirtiéndose en una bomba que nos explota de manera desproporcionada. Simples diferencias que no deberían ser mas que eso, simples, y van creciendo en un efecto de bola de nieve que desespera a ambos miembros. Por eso debemos saber que y como tratar las cosas según su importancia.

  3. La irritabilidad de uno de los miembros de la relación. En ocasiones, motivados por situaciones o problemas externos vemos como uno de los miembros del matrimonio adquiere una actitud irritada continua difícil de llevar. Los golpes de ironía, el arrojo de los llamados trapos sucios y situaciones similares que desestabilizan la relación. Para evitarlo debemos acudir a terapia de pareja en busca de pautas que nos hagan mejorar.

  4. Los periodos fuera de casa. Encontramos parejas que por su trabajo pasan largos periodos de tiempo fuera del hogar. Esto en muchas ocasiones crea desconfianza, lejanía y por tanto un desamor que suele acabar en ruptura sentimental.  El alejamiento emocional provocado por la falta de roce diario se puede tratar, consiguiendo resultados sorprendentes que mejorarán y mucho nuestra calidad emocional.

7.  Es esa sensación de que solo nos vemos unidos por que tenemos hijos a nuestro cargo. Es una situación recurrente, en la cual vemos como parejas se ven unidas por este delicado hilo que son los hijos sin que ya nada los una a ambos como pareja. Sin embargo ambos comparten mil cosas que muchas veces por el paso del tiempo dejan de valorarse.

  1. Ya no disfrutamos con el sexo o los encuentros se espacian más de lo que uno quiere.  La distancia física siempre acaba provocando la distancia emocional.

recuperar el deseo sexual

 ¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia de pareja es un tipo de psicoterapia en la que un terapeuta con experiencia clínica trabajando con parejas, ayuda a dos personas involucradas en una relación romántica a obtener una visión objetiva de su relación, a resolver conflictos ya  mejorar la satisfacción con su relación. Utilizando una variedad de intervenciones terapéuticas y herramientas, nuestra terapia de pareja incluye los siguientes elementos generales:terapia-de-pareja-como

  • Un enfoque en los problema específicos de cada pareja (es decir, la comunicación, el distanciamiento, la mala gestión de conflictos, las dificultades sexuales, los celos, la reciprocidad positiva, etc).
  • La participación activa por parte del terapeuta en el tratamiento de la pareja, en lugar de cada individuo por separado.
  • Intervenciones centradas en la solución y orientadas hacia el cambio desde el inicio del tratamiento.
  • Un establecimiento claro de los objetivos del tratamiento.

La terapia de pareja por lo general comienza con algunas preguntas estándar de la entrevista con respecto a la historia de la relación, así como una cierta exploración en la familias de origen, valores y antecedentes culturales.

El terapeuta de pareja luego ayuda a la pareja en la identificación de los objetivos que se pretenden con el tratamiento, y la planificación de las sesiones. Normalmente 10 sesiones son suficientes.

Durante la fase de tratamiento, el terapeuta ayudará a la pareja a comprender mejor la dinámica relacional que mantiene el problema, mientras ayuda a ambos a entender cada uno de sus roles en las interacciones disfuncionales. Esto les ayudará a cambiar la forma en que se perciben entre sí y a la relación.

Un aspecto crucial en la terapia de parejas implica el cambio de comportamientos y en las formas de interactuar el uno con el otro. Los terapeutas de parejas asignan tareas para aplicar las habilidades que se han aprendido en la sesión.

La mayoría de las parejas pueden salir de la terapia de pareja habiendo adquirido una visión de los patrones relacionales, una mayor expresión emocional y desarrollado las habilidades necesarias para comunicarse y resolver problemas con sus parejas de manera más efectiva.

QUÉ TRABAJAMOS EN TERAPIA DE PAREJA?

Una correcta terapia de pareja es un espacio donde se potencian los recursos para que se refuercen los diferentes pilares que son esenciales y que unen a dos personas:

COMUNICACIÓN: ¿os comentáis las cosas?, ¿Os escucháis frecuentemente?¿te sientes cómodo hablando con el o ella?

CONFIANZA: Confiais el uno en el otro? Hay sinceridad y transparencia? Sufre alguno de celos?

DEMOSTRACIONES DE AFECTO: ¿Os besáis? ¿os perdonáis en los fallos? ¿te apetece estar con el?

RELACIONES SEXUALES: ¿te satisface tu vida sexual?, ¿tienes ganas de mantener relaciones sexuales?, ¿te gusta como se desarrolla ese momento intimo?

GESTIÓN DE CONFLICTOS: Saber qué hacer para que las discusiones no se escapen de las manos y no se falte el respeto ni se haga daño al otro

NEGOCIACIÓN: Poder llegar a acuerdos cuando los deseos de ambos no coinciden, sin la sensación de ceder siempre

FILOSOFÍA DE LA VIDA: ¿disfrutan ambos planeando salidas, vacaciones?, ¿están los dos de acuerdo en el tipo de vida que llevan?

ECONOMÍA Y GASTOS: ¿estás de acuerdo con la organización de la casa?, ¿te sientes libre para decidir cómo gastar un determinado dinero?

EDUCACIÓN DE LOS HIJOS: ¿suelen ponerse de acuerdo acerca de las pautas educativas a seguir?, ¿es compatible para usted el cuidado y la educación de los hijos?

TAREAS DOMESTICAS: ¿compartes responsabilidades y tareas del hogar?, ¿estás satisfecho del actual reparto de tareas domésticas?

TIEMPO DE OCIO: ¿estás satisfecho con la cantidad de tiempo que dedicáis al ocio?AMISTAD: ¿te complacen las actividades que hacéis cuando salís con amigos?, ¿te sientes cómodo con los amigos y el circulo de tu marido o mujer?

RELACIÓN CON FAMILIARES PRÓXIMOS: ¿estás satisfecho con la relación que mantienes con la familia de tu pareja? ¿ te sientes aceptado por la familia de tu pareja?

No nos pueden faltar el amor, el respeto y la sinceridad. Sin esos ingredientes toda relación esta avocada al fracaso.

En resumen, algunas situaciones frecuentes en nuestra consulta son:

  • Poca o mala comunicaciónpareja
  • Superación de una infidelidad
  • Problemas sexuales
  • Distanciamiento afectivo
  • Celos y desconfianza
  • Peleas constantes
  • Problemas relacionados con la familia de origen de uno o ambos miembros de la pareja
  • Problemas que hacen la convivencia insostenible
  • Suceso traumático no superado
  • Crisis por cambios que ha sufrido la relación (desempleo, llegada de un hijo/a, distancia geográfica, enfermedad, etc.
  • Rutina, monotonía, falta de ilusión
  • Escasez de ocio compartido
  • Dependencia emocional
  • Soledad
  • Interferencia de las familias de origen en la vida de la pareja y/o familia
  • Incertidumbre o dudas sobre si continuar la relación o llegar a la ruptura

También resolvemos los problemas sexuales o disfunciones sexuales, es decir alteraciones de la respuesta sexual.trastornos-sexuales

Problemas sexuales habituales:

  • Falta de deseo
  • Problemas de excitación
  • Anorgasmia
  • Vaginismo
  • Impotencia
  • Adicción al Sexo
  • Eyaculación precoz

¿Para quién es la terapia de pareja?

La terapia de pareja es beneficiosa para cualquier tipo de relación, ya sea que los compañeros sean heterosexuales, heterosexuales, de raza mixta, jóvenes, viejos, casados, comprometidos o casados. Por ejemplo, una pareja recién comprometida podría encontrar en el asesoramiento prematrimonial una oportunidad muy buena para abordar las expectativas de su relación antes de casarse. Otra pareja, con 25 años de historia, podría descubrir que la terapia de pareja es una manera eficaz para recuperar la emoción, ilusión y el romance en su relación.

La terapia de pareja puede resolver un problema actual, evitar la exacerbación de problemas o simplemente proporcionar un “chequeo” para una pareja feliz que está experimentando un período de transición o aumento del estrés. Las áreas comunes de preocupación tratadas en la terapia de pareja incluyen problemas de comunicación, con dinero, crianza de los hijos, sexo, infidelidad, suegros, problemas de salud crónicos, infertilidad, juegos de azar, consumo de sustancias, distancia emocional y conflictos frecuentes.

Que no debemos hacer cuando vamos a un especialista en relaciones sentimentales

No es un espacio para buscar culpables, ni para los reproches. Muchas veces los pacientes podrían estar todas las horas de la sesión hablando de lo que se han hecho, dicho o de lo que no les gusta del otro pero realmente en lo que consiste es en reforzar lo que nos gusta y mantenerlo y producir algún tipo de cambio en aquellas áreas que hay que mejorar o que nos gustarían que fueran de otra manera. Cuando alguien acude a un especialista es obvio que hay algún área que está fallando pero lo importante es analizar y acordar de qué manera se refuerza esta área, no engancharnos de manera negativa a ella.

No tenemos que buscar culpables, tenemos que poner las bases del cambio para que estos desaparezcan. Es importante tener claro que: -las dificultades, las frustraciones y los enfados suelen ser una suma de problemas comunicativos e interpretaciones que hacemos sobre la forma de pensar del otro que cada uno dentro de su núcleo familiar tiene y debe asumir la plena responsabilidad de mejorar la relación desde la aceptación incondicional del otro, y no hay que adoptar actitudes de buscar reproches, ni culpables ya que esto no permite buscar soluciones duraderas.