Terapia estratégica breve

La terapia breve estratégica consiste en SOLUCIONAR los PROBLEMAS en el menor tiempo y con el mínimo sufrimiento posible para el paciente.

El psicólogo analiza las soluciones que la persona aplica al problema de forma repetida y que, no solamente no le funcionan, sino que además ayudan a mantener el problema. A continuación, el psicólogo propone tareas que permiten solucionar ese problema de forma diametralmente distinta. Así se consigue desbloquear los síntomas y solucionar el problema.

Para que la terapia resulte exitosa, es necesario que el psicólogo defina claramente el problema que el paciente desea solucionar, es decir se debe estructurar el problema en términos de las conductas, las interacciones, y/o la comunicación implicada en el mismo, además de cuando ocurre, en donde, con qué frecuencia, a quién le afecta el problema, desde cuando es problema, cómo lo vive cada miembro del sistema, etc.Las metas de terapia se definen en relación a cambios concretos que se desean lograr.

La terapia estratégica breve es un método para resolver problemas humanos muy complicados con soluciones aparentemente muy simples. El psicólogo se focaliza no en el síntoma sino en la solución de los problemas. El psicólogo prescribe al paciente unas tareas que éste debe realizar en los días siguientes a la sesión y que tienen como objetivo la eliminación del síntoma. La duración del tratamiento de psicoterapia es breve, una media de 10 sesiones. Transcurrido ese tiempo, si los resultados son positivos se puede prolongar la terapia hasta un máximo de 20, mientras que si no hay resultados se interrumpe el tratamiento. En algunos casos, como el de los niños o personas que rechazan ir a psicoterapia, la intervención estratégica puede realizarse de forma indirecta con el psicólogo a través de los familiares.