Psicología Positiva

La Psicología Positiva la parte de la psicología que estudia la satisfacción subjetiva con la vida, es decir, la felicidad. El psicólogo proporciona herramientas para las fortalezas personales o virtudes. Esta línea de intervención es fundamentalmente preventiva, ya que el psicólogo dota al individuo de estrategias que le permiten manejar de forma eficaz los retos de la vida diaria, contribuyendo así a la percepción de autoeficacia (confianza en las propias capacidades) y a tener una visión optimista del entorno y uno mismo. A diferencia de los programas tradicionales que tienden a dirigir su atención en el síntoma, los psicólogos de Psicoterapia Positiva focalizamos la atención de la psicoterapia de forma deliberada en el crecimiento personal para mejorar la sensación de bienestar. Por ello, en nuestra opinión, es imprescindible combinar la estrategia de intervención centrada en la demanda-problema con técnicas que nos hagan sentirnos mejor, más satisfechos y felices.

La psicología positiva es una terapia breve y su objetivo es el CRECIMIENTO PERSONAL, en la propia vida y en el entorno. Consigue personas más positivas y con un mayor nivel de bienestar. Para ello, la terapia desde la psicología positiva fomenta:

  • las emociones positivas es decir, los momentos agradables en nuestra vidapsicologia positiva
  • el fluir o la entrega en lo que hacemos
  • dar sentido o estar al servicio de algo distinto a uno mismo
  • mantener unas relaciones sociales satisfactorias y positivas
  • obtener logros o conseguir nuestros propósitos.

Para ello el psicólogo ayuda a trabajar la autoestima, el optimismo, la resiliencia, la vitalidad, la autodeterminación y las relaciones positivas y todas las fortalezas que tenemos cada uno.