PSICOTERAPIA

Cómo realizamos la psicoterapia?

Los psicólogos realizamos la psicoterapia siguiendo una pauta personalizada, pero que habitualmente sigue un patrón que funciona muy bien. Desbloqueamos el problema con terapia estratégica breve, y después, con psicología positiva damos recursos para que la persona viva más feliz.

TERAPIA ESTRATÉGICA BREVE

La terapia breve estratégica consiste en SOLUCIONAR los PROBLEMAS en el menor tiempo y con el mínimo sufrimiento posible para el paciente.

La duración media de una terapia es de 10 SESIONES de poco más de media hora cada una.

El psicólogo analiza las soluciones que la persona aplica al problema de forma repetida y que, no solamente no le funcionan, sino que además ayudan a mantener el problema. A continuación, el psicólogo propone tareas que permiten solucionar ese problema de forma diametralmente distinta. Así se consigue desbloquear los síntomas y solucionar el problema.

Para que la terapia resulte exitosa, es necesario que el psicólogo defina claramente el problema que el paciente desea solucionar, es decir se debe estructurar el problema en términos de las conductas, las interacciones, y/o la comunicación implicada en el mismo, además de cuando ocurre, en donde, con qué frecuencia, a quién le afecta el problema, desde cuando es problema, cómo lo vive cada miembro del sistema, etc.Las metas de terapia se definen en relación a cambios concretos que se desean lograr.

PSICOLOGÍA POSITIVA

La psicología positiva es también una terapia breve y su objetivo es el CRECIMIENTO PERSONAL, en la propia vida y en el entorno. Consigue personas más positivas y con un mayor nivel de bienestar. Para ello, la terapia desde la psicología positiva fomenta:

  • las emociones positivas es decir, los momentos agradables en nuestra vidapsicologia positiva
  • el fluir o la entrega en lo que hacemos
  • dar sentido o estar al servicio de algo distinto a uno mismo
  • mantener unas relaciones sociales satisfactorias y positivas
  • obtener logros o conseguir nuestros propósitos.

Para ello el psicólogo ayuda a trabajar la autoestima, el optimismo, la resiliencia, la vitalidad, la autodeterminación y las relaciones positivas y todas las fortalezas que tenemos cada uno.